El Escorial, a tiro de piedra de Madrid

Por | 16 febrero, 2012 | 0 comentarios

Los viajeros que disponen del tiempo suficiente son los que realmente pueden exprimir Madrid y sacarle todo su jugo. No sólo la gran megalópolis les ofrece muchas sorpresas. Además, la capital de España está rodeadas de verdaderas perlas, emplazadas a pocos kilómetros de distancia.

Uno de esos tesoros de muchos quilates es el Monasterio de El Escorial, situado a unos 50 kilómetros del centro, al que se puede llegar en coche particular en apenas 45 minutos de viaje por la A-6, la AP-6 o la M-600.

Si no disponen de vehículo propio, pueden optar por un tren cercanías de Renfe, que pueden coger en Atocha o en Chamartín. S eligen Atocha el trayectos erá de 60 minutos, mieentras que desde la otra estación queda reducido a 45.

También pueden llegar a este monumento en autobús. Desde la parada del intercambiador de Moncloa el trayecto apenas dura 45 minutos.

En plena sierra de Guadarrama, el bello municipio de San Lorenzo del Escorial fue declaro en 1984 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Su belleza se remonta a la historia, ya que Felipe II gobernó desde esta localidad el país, cautivado por la belleza de la zona.

En 1563 Juan Bautista de Toledo puso la priera piedra del Monasterio de El Escorial, aunque fue su discípulo y sucesor, Juan de Herrera, quien continuó las obras con su particular filosofía y estilo, que pasó a los anales bajo el adjetivo de herreriano.

La planta del edificio tiene 33.000 metros cuadrados y su fachada 207 metros de longitud, unas medidas colosales y desproporcionadas que sorprenden al viistante.

En su interior, el Patio de los Reyes y la Basílica impresionan por su belleza, sobre todo el templo, que cuenta con 43 capillas y altares.

 

 

Categorías: Excursiones