Salamanca, un plácido destino desde Madrid

Por | 18 junio, 2013 | 0 comentarios

Han pasado a la historia aquellos desplazamientos de casi 3 horas y media para moverse a otra ciudad interesante.

Ahora gracias a las nuevas infraestructuras y vías de comunicación, realizar una estupenda escapada de fin de semana desde Madrid  no supone más de dos horas.

Hoy, precisamente, nos ceñimos a ese margen temporal, 120 minutos de coche, para llegar a un plácido destino: Salamanca, la ciudad universitaria por excelencia.

Esta cuna de la cultura se encuentra a apenas 207 kilómetros de distancia de la capital de España, que se realizan incluso en menos de dos horas gracias a la comodidad de la AP-6 y A-50.

Bajarse del automóvil y dejarse seducir por esta ciudad tranquila, amable, hospitalaria, que conserva el encanto del ayer, es todo uno.

Desde luego el mejor punto de partida para una primera visita a Salamanca tiene que ser su epicentro, el corazón que late, su Plaza Mayor. Este lugar conserva la magia, el encanto de aquellas fechas en las que los hombres paseaban bajo los soportales en una dirección, mientras que las mujeres lo hacían en la dirección opuesta para poder así realizar cruces de miradas furtivos, regalando sonrisas y gestos…Una forma de ligar que despierta cierta nostalgia.

Desde allí, tomando la Rúa Antigua, llegarás hasta la Plaza de Anaya, un marco incomparable por el que no ha pasado el tiempo. Tendrás la sensación de que en cualquier momento van a aparecer unos caballeros del medievo sobre sus monturas. De hecho este escenario fue el elegido para rodar escenas de la película 1492, la conquista del Paraíso, del director Ridley Scott, con Gerard Depardie como protagonista.

Desde allí podrás disfrutar de las dos catedrales, la Nueva y la Vieja, ambas bañadas por la luz del sol que reverbera en su piedra dorada de Villamayor tiñéndola por completo de oro. Pura magia…

Categorías: Excursiones

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*