Chocolatería San Ginés: Chocolate con churros en Sol

Por | 15 marzo, 2014 | 0 comentarios

Chocolateria San GinesUno de los rincones más recoletos de Madrid es el pasadizo de San Ginés, donde se pueden encontrar libros antiguos y sobre la ciudad, accediendo así a esa mítica chocolatería, quizá la más antigua de Madrid. Atestada sobre todo en la época de otoño-invierno, llama la atención la prodigiosa atención con que los camareros atienden a la clientela, que apenas tiene que esperar para recibir sus consumiciones, ya estén dentro o fuera del local. Porque en los últimos años han instalado una serie de calefactores exteriores que permiten disfrutar de este placer espeso que llegó de América sin pelarse de frío. 

Fundada en 1894 y muy cercana a la Plaza Mayor, remite a ese Madrid de Galdós que conserva un encanto especial. La prosperidad de sus primeros años tuvo algo que ver con los espectadores que salían del próximo teatro Eslava, que gustaban de tomarse una ración de chocolate con churros después de las funciones. Reconvertida en discoteca y rebautizada como Joy Eslava, este local nocturno también provee de clientes a la chocolatería, por lo que las mañanas de domingo, temprano, se produce una curiosa mezcla entre aves nocturnas y familias madrugadoras.

Como curiosidades, durante la Segunda República y seguramente durante en el periodo bélico, se la rebautizó como ‘La Escondida‘, por su ubicación serpeteante entre dos calles (Mayor y Arenal). El turista aficionado a la literatura descubrirá también una placa sobre las andanzas del bohemio Max Estrella de Luces de Bohemia, de Valle-Inclán: fue en ese punto donde el estrafalario poeta fue apresado por escándalo público.

Como símbolo de esta época global, en que lo hiperlocal y casi folclórico se adentra en fronteras remotas, la churrería San Ginés abrió en 2013 un segundo local en la ciudad china de Shanghái, en un intento por internacionalizar la marca. Eso explica, también, que muchos de los chinos que visitan la capital español empiecen a frecuentar el local original, del que ya han oído hablar algo en su país de origen.

Pero, ¿cuánto cuesta disfrutar de este dulce manjar? En torno a los cuatro euros, el ‘dúo’ de chocolate + churros. Se recomienda ir a las primeras horas de la mañana para encontrar sitio en el local original, ya que con la expansión del negocio tuvo lugar una ampliación, que mantiene el espíritu del original pero que, claro, no es el mismo.

La Chocolatería San Ginés está a apenas 500 metros de nuestro hotel. Basta con cruzar la Puerta del Sol, adentrarse por la Calle Arenal y buscar el callejón (una pista: está al lado de un tradicional puesto de libros usados)

Que lo disfruten.

Categorías: Gastronomía, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*