Restaurantes con solera: Casa Botín

Por | 10 abril, 2014 | 0 comentarios

Casa Botin MadridNada que ver con el presidente de una importante entidad bancaria española, este restaurante presume, y así lo certifica una placa de Guiness (la de los récords, no las cervezas), de ser el más antiguo del mundo. El dato está sujeto a discusión, porque hay otros locales en el mundo de antigüedad superior, aunque si se busca en Google el “restaurante más antiguo del mundo”, Casa Botín copa los primeros puestos. En cualquier caso, sí que es el decano de España, ya que abrió sus puertas en 1725, en pleno reinado de Felipe V, primer monarca de la dinastía Borbón en España. Rivaliza en antigüedad con Can Culleretes, que desde 1786 ofrece en Barcelona sus especialidades catalanas.

Llamado en realidad, como reza el rótulo de la entrada, restaurante sobrino de Botín, se encuentra a pocos pasos de la plaza Mayor, en la pintoresca calle de Cuchilleros y su interior, de cuatro plantas, sorprende al visitante por lo intrincado de sus estancias. Su carta no ofrece filigranas de alta cocina de fusión, sino que se ciñe a la cocina castellana más tradicional. Así, encontramos una cocina sencilla y “de toda la vida”, con jugosos asados y entrantes como espárragos o pimientos, pero que cuentan con el encanto añadido del lugar, lleno de recovecos y sus camareros a la antigua usanza. Eso sí, que nadie espere encontrar una clientela madrileña y castiza, porque ante todo abundan los japoneses y los turistas de los países nórdicos. Esos turistas con poder adquisitivo ya que el precio no es especialmente barato; la antigüedad es un grado.

Lejos de estancarse y vivir de esas rentas del pasado, el restaurante más antiguo de España da signos de adaptarse a los cambios, como demuestra su red de reservas on-line, y su presencia en redes sociales y en YouTube. Además, el negocio está abierto a la expansión, como demuestra su presencia en Toledo, donde dan de comer todos los días en el Museo del Ejército y cuentan con una estupenda terraza con vista al Tajo. Los últimos herederos, además, quieren aportar otra novedad a su carta, con la incorporación de paellas elaboradas al más puro estilo valenciano, con agua traída de la zona y verduras cosechadas ex profeso. Buena muestra del carácter abierto y conciliador de las distintas España que se da en Madrid. ¿No es eso también cocina-fusión?

Celebrar una comida o una cena en Casa Botín es una experiencia única para los amantes de la gastronomía que se alojen en nuestro hotel. Desde el Hotel Victoria 4 podemos llegar a pie a la Plaza Mayor en pocos minutos. Basta con cruzar la Puerta del Sol y seguir nuestro camino por las animadas y turísticas calles de Mayor y Postas.

 

Categorías: Gastronomía, tourism, Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*