La calle Preciados

Por | 16 abril, 2014 | 0 comentarios

Calle PreciadosEs una de las principales arterias comerciales de la ciudad, una de las ‘high street’ más cotizadas, que desemboca directamente en la Puerta del Sol, desde su nacimiento en la plaza de Santo Domingo. Porque, a pesar de lo que pueda parecer, esta calle no arranca la plaza del Callao, sino que viene de antes, desde la zona de Santo Domingo, paralela a la calle Jacometrezo.

Su nombre viene del hecho de que en ella tenían residencia los hermanos Preciado, que trabajaban como almotacenes, figura antigua y habitual de los zocos árabes, que se dedicaba a unas tareas mezcla de chivato y espía de las irregularidades que se producían en el mercadeo. Curiosa palabra de origen árabe, como almacén, que significa ‘el depósito’, y que viene al caso porque esta calle albergó uno de los grandes almacenes más famosos de la España del siglo XX, las Galerías Preciados, que abrieron sus puertas al público en 1943. Su céntrica ubicación la convirtió pronto en una de las calles favoritas de esos españoles que empezaron a tener un mayor poder adquisitivo a partir de los años sesenta, a lo que influyó el hecho su peatonalización, allá por los setenta.

El primer tramo de la calle, el que nace de Santo Domingo, está dedicado casi exclusivamente a la oferta gastronómica. El paseante puede encontrar comida rápida en los distintos locales de bufé libre, a precios muy económicos, pero también cocina tradicional en restaurantes como el asador de Aranda, especializado en cocina castellana y cochinillo.

En el segundo tramo, dejando a nuestra izquierda la plaza, nos sale al paso el imponente edificio Callao, de líneas tan limpias y modernas que cuesta creer que fuera erigido en a principios de los años cuarenta. Su autor fue el arquitecto Gutiérrez Soto, de estilo ecléctico, ‘padre’ también de otras obras emblemáticas del centro como el bar Chicote o el Cine Callao, de estilo modernista. El edificio Callao albergó las citadas Galerías Preciados, hoy compradas por el grupo de El Corte Inglés, que dejaron paso más tarde a su actual inquilino, FNAC.

Entre los diversos locales de ‘fast fashion’ y de tiendas como Camper o Swatch, sobreviven todavía algunos establecimientos de más añejos, como el Sanatorio de Juguetes, en el primer piso del número 19 de la calle Preciados, consideraba la juguetería más antigua de Madrid, en funcionamiento desde 1916.

Una calle de contrastes, valga el tópico, porque a su importante oferta comercial y consumista —antes de llegar a Sol se encuentran dos edificios de El Corte Inglés—, se une la presencia de numerosos agentes de distintas ONGs que intentarán captar afiliados para sus diversas causas. Son parte del paisaje humano de este famosa arteria madrileña, la elegida por las distintas televisiones para pulsar la opinión de los ciudadanos sobre distintos aspectos de actualidad. Elementos que, una vez que el paseante alcanza la Puerta del Sol, donde se encuentra nuestro Hotel Victoria 4- le hacen respirar y sentir un feliz alivio.

Foto: Allan Patrick from Brazil via Wikimedia Commons. Licencia CC Attribution-Share Alike 2.0.

Categorías: General, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*