Tío Pepe vuelve a la Puerta del Sol

Por | 30 abril, 2014 | 0 comentarios

Tio Pepe Puerta SolTras casi tres años de ausencia, uno de los emblemas más carismáticos de Madrid, el cartel de Tío Pepe, vuelve a su lugar de origen. O casi. Porque tras su retirada en mayo de 2011 —poco antes de las acampadas del movimiento 15M en la Puerta del Sol— el famoso luminoso se sometió a una obligada reclusión debido a las obras del antiguo Hotel París, sede desde 1936 del letrero de la bodega gaditana Gonzalez Byass. Lo que parecía un retiro temporal pudo ser definitivo; la próxima inquilina del edificio, la Apple de los iPhones y las tabletas, no quería que tan castizo elemento se mezclara con su estética blanca y depurada.

Así que el rótulo volvió en abril de 2014, tras el clamor popular, petición de firmas incluida, a la Puerta del Sol, pero no al número 1 de la céntrica plaza sino al 11, entre las calles Preciados y del Carmen, en el mismo edificio donde se hospedara Jorge Luis Borges y compusiera sus primeros versos ultraístas, según reza una placa municipal.

Los responsables de su reparación e instalación comentaron a la prensa que costó hasta tres veces más restaurarlo que construir uno nuevo, pero que una de las condiciones pactadas para su regreso fue la de mantener el original. Su limpieza y puesta a punto permitirá, además, contemplarlo tal y como se instaló en sus primeros días, provocando en el turista un impacto similar a cuando se contemplan las catedrales remozadas, como pasó con Nôtre Dame de París o la de León.

Con este nuevo emplazamiento, el cartel de Tío Pepe puede considerarse un superviviente de la publicidad madrileña, ya que en 2010 podría haberse apagado para siempre, con la normativa impulsada por el alcalde de entonces, Ruiz-Gallardón, que quería reducir la contaminación lumínica del centro de la ciudad. También, desde 1975, ha habido varios intentos de regular la publicidad en la Puerta del Sol, pero de todos ha salido airoso la figura con chaquetilla roja y sombrero cordobés que creara Luis Pérez Solero.

Ahora, ocupa además un lugar más señorial en la plaza, que por supuesto agradará a unos y disgustará a otros, hasta que la costumbre se imponga. Frente a él, la imponente estatua de Carlos III, monarca conocido como “el alcalde de Madrid”, por sus aportaciones a la ciudad, y la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, donde cada Nochevieja se celebra la salida y entrada del año. A partir de 2015, contará con un espectador de excepción: el luminoso Tío Pepe.

¿Por qué no aprovecha la novedad de la Puerta del Sol para alojarse en el Hotel Victoria 4? Podrá ver el famoso letrero y toda la vida de la Puerta del sol casi desde la entrada de nuestro establecimiento. Además, contamos con excelentes ofertas para alojarse en Madrid esta primavera.

Fotografía: Cedida por El Náugrafo Digital

Categorías: Arte y cultura, General, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*