El Panteón de Hombres Ilustres

Por | 14 mayo, 2014 | 0 comentarios

Panteon Hombres IlustresCon el espíritu del grandioso Panteón de París, que alberga entre sus paredes los restos mortales de glorias nacionales como Voltaire, Victor Hugo o Marie Curie, surgió este Panteón de los Hombres Ilustres, cuyas obras finalizaron en 1899. Aunque los expertos en este edificio prefieren comparar su identidad con la de la de Abadía de Westminster, en Londres.

La basílica de San Francisco el Grande, considerada para muchos la primera catedral del Madrid, fue la primera elegida para acoger los cuerpos de las personalidades más relevantes de la historia de España. Se inauguró dicho panteón en 1869 y acogió a los restos de poetas como Juan de Mena o Garcilaso de la Vega, de los escritores Francisco de Quevedo y Calderón de la Barca, y militares como Federico Gravina. Estos restos fueron depositados en una capilla y, por la razón que fuere, la idea no terminó de cuajar y a los pocos años los restos mortales fueron devueltos a su lugar de origen.

Pero el deseo de tener ese lugar de culto de los grandes hombres (a las mujeres no se les tenía en la misma consideración) se mantuvo. Y la reina regente María Cristina decidió que se construyera un anexo al cuartel de los Inválidos, aprovechando que varios de los directores de este centro, hombres ya de por sí ilustres, estaban enterrados allí. Personalidades como José de Palafox, Juan Prim o el político Antonio de los Ríos Rosas. Una lista que, con los años, incluyó a personajes como Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta o Eduardo Dato, presidente del gobierno de España asesinado en 1914. Entre sus acciones, decretar la neutralidad de España en la Primera guerra mundial, decisión considerada como un acierto, posteriormente.

Hombres claves de la historia que fueron enterrados para mayor gloria pero que, sin embargo, han quedado sepultados en un considerable olvido, pues son pocos los madrileños que conocen este lugar y menos los turistas que se acercan a visitarlo. Situado a pocos minutos a pie de la estación de Atocha, abre sus puertas de martes a domingo, tardes incluidas (a excepción de la de los domingos, que solo abre de mañana).

Una buena oportunidad para conocer un poco más sobre la cultura funeraria de nuestro país y acercarse a la figura de esos hombres que creyeron en la idea de España y dedicaron su vida a esa causa.

Desde nuestro hotel en la Puerta del Sol es bastante fácil llegar al Panteón de Hombres Ilustres. A pie tardamos unos 25 minutos, ya sea bajando directamente por la calle Atocha o por el Paseo del Prado. En metro, por su parte, el recorrido es mucho más rápido. Desde la estación de Sol podemos tomar la línea 1 y en sólo cuatro paradas llegaremos a Atocha Renfe, que es la estación más cercana a este monumento madrileño.

Categorías: Arte y cultura, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*