La milla del arte

Por | 21 mayo, 2014 | 0 comentarios

CaixaForum MadridLa inauguración de CaixaForum puso la cuarta pata a la gran mesa museística de Madrid, formada por el museo del Prado, el Thyssen Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, conocida hasta entonces como el Triángulo del Arte. Una insólita concentración de cultura a lo largo de un paseo, el del Prado, que desemboca en las inmediaciones de la estación de Atocha y el museo Reina Sofía, ubicado en el antiguo hospital San Carlos.

A continuación unas pinceladas sobre cada una de estos museos, del más reciente al más antiguo. Inaugurado en 2008, parte de la obra social de ‘laCaixa’, CaixaForum Madrid destaca entre los otros tres museos citados por la gratuidad de sus servicios. Todas sus exposiciones temporales se pueden contemplar sin abonar un euro, así como el impresionantes jardín vertical que se encuentra a la entrada del edificio. El mismo edificio es ya en sí uno de los principales atractivos, como ejemplo de readaptación de un inmueble de tipo industrial, la antigua Central Eléctrica del Mediodía, reconvertido por el estudio Herzog & De Meuron en un moderno espacio cuya escalara de caracol también es digna de mención.

A pocos minutos andando, en dirección al sur o “mediodía”, se encuentra el museo Reina Sofía, el gran contenedor de arte contemporáneo de Madrid, dirigido con audacia, personalidad y coherencia por Manuel Borja-Villel. Cuenta con una importante colección permanente que hunde sus raíces en pintores como Sorolla o Rusiñol, y que ofrece un amplio catálogo de obras de Dalí o Picasso, incluida su obra maestra, ‘El Guernica‘, que todo aquel que visita Madrid no debería dejar de admirar. Como tampoco la ampliación del museo, llevada a cabo por el reputado arquitecto Jean Nouvel, que incluye una biblioteca, una cafetería y una librería (La Central) de un diseño y una armonía de líneas encomiable. Destacan también las exposiciones temporales, que ofrecen una experiencia al visitante que va más allá de la contemplación clásica del arte.

El museo Thyssen-Bornemisza, inaugurado en 1992, ofrece un perfil más clásico en su planteamiento expositivo, con una propuesta que se divide entre la colección permanente y las exposiciones temporales, muchas de ellas especializadas en el periodo impresionista y coordinadas con criterio por su director artístico, Guillermo Solana.

Y, por supuesto, el museo del Prado, una pinacoteca que ha sabido adaptarse a las exigencias modernas y que, tras su ampliación, con un proyecto del arquitecto navarro Rafael Moneo, ha ganado en influencia y en número de visitantes. Sus lienzos de Goya, Velázquez, Tiziano, Rubens, Tintoretto o Ribera merecen por sí mismos una visita. En 2019, cumplirá doscientos años.

El Hotel Victoria 4 está situado en pleno centro de Madrid y es un fantástico punto de partida si queremos hacer la ruta del arte en la capital. Tenemos el Paseo del Prado -donde se concentran la mayor parte de estos Museos- a apenas un cuarto de hora a pie desde la puerta de nuestro hotel. Disfrute del arte por la mañana y de la animada vida de compras, bares y restaurantes de la Puerta del Sol durante el resto de la jornada.

Categorías: Arte y cultura, Guías Madrid, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con *

*