Un paseo con encanto otoñal por Madrid

Por | 14 octubre, 2014 | 0 comentarios

Otoño RetiroMadrid es una ciudad que no oculta sus encantos en otoño. Cuesta trabajo entender por qué, las antiguas familias reales españolas pasaban aquí el invierno, y se perdían estaciones con tantos atractivos como el otoño y la primavera.

El Retiro es un destino clave en el otoño madrileño. Creado entre los años 1630 y 1640, en la época de Felipe IV, perderse por sus múltiples senderos, por los que a veces se cruzan ardillas, ya es un placer en sí. También está el estanque central, que en su origen sirvió de escenario para simulacros de batallas navales y espectáculos náuticos en las que llegaba a participar el rey. Ahora, ofrece la posibilidad de disfrutar de paseos más plácidos en barcas, cuyo precio va de los 5,80 euros a los 7,5 euros, según si es fin de semana o día de labor.

En el edificio de Casa de Vacas, muy próximo al embarcadero, suele haber exposiciones de pintura. En este caso, hasta el 30 de octubre, se puede contemplar la obra de Marta Gómez de la Serna, autora de unas naturalezas muertas de tanto realismo que recuerdan al trabajo de Antonio López.

Del Retiro, buscamos la salida en la puerta del Ángel Caído para enfilar, después de saludar a la estatua de don Pío Baroja, la Cuesta de Moyano, con sus puestos de libros de varios tipos: antiguos, de ocasión, o actuales, con precios también variables. Cruzamos después la calle Atocha para llegar a la plaza del Reina Sofía, que técnicamente es la calle Santa Isabel. Podemos matar el gusanillo en El Brillante, con uno de sus famosos bocadillos de calamares, mucho más jugosos de lo que podría parecer a primera vista. Eso sí, la cerveza doble vale, en terraza, 4,25 euros y el bocata sale a 7 (aunque se puede compartir).

Después, podemos entrar en el Museo Reina Sofía o subir por la calle Santa Isabel, donde encontraremos bares como La Caña o Tomates Verdes Fritos, y el mercado de Antón Martín, con unas ofertas interesantes que conviene descubrir, en la planta de abajo. Pasamos por la Filmoteca, donde podemos observar el programa ya, en la plaza de Antón Martín, nos adentramos, por la calle León, en un barrio con mucha magia, el barrio de las Letras.

El otoño es una de las mejores épocas del año para disfrutar de Madrid. Las temperaturas son aún suaves y la ciudad se muestra en todo su esplendor. ¿Qué tal una escapada para conocernos? Somos un confortable hotel de 3 estrellas situado en pleno centro de Madrid con unos precios que se ajustan a casi todos los bolsillos.

Categorías: Arte y cultura, blog, Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*