No te pierdas en el Kilómetro Cero

Por | 27 noviembre, 2014 | 0 comentarios

Kilómetro_cero,_Madrid“Kilómetro Cero, respira en el centro de la ciudad el alma que se pierde al escapar”. Lo canta Ismael Serrano en una canción, no exenta de melancolía, dedicada al ese punto central de España, llamado así porque de él emana la red de carreteras nacional. Situado enfrente de la Casa Correos de la Puerta del Sol, desde 1950 una placa en el suelo recuerda a los madrileños su condición de ciudad central.

Partiendo desde ese emblemático punto, el visitante se encuentra con una vasta oferta hostelera, de la cual intentaremos separar el grano de la paja, en estas líneas. Lo primero que conviene hacer es darse un paseo por dos de las calles más animadas de la zona, como son Espoz y Mina y la calle Victoria (donde se encuentra el hotel Victoria 4). En la última-, se encuentra el restaurante Xabreiro, no muy conocido por el gran público, pero de los más auténtico de la zona. Su dueño, Murphy para los amigos, prepara unas impecables paellas que culmina con un licor de hierbas casero como colofón.

Justo enfrente de nuestro hotel se encuentra La Fontana de Oro, un café mítico madrileño que sirviera de inspiración a Galdós para su novela homónima, reconvertido en pub inglés con pantallas enormes para ver el fútbol. Pero lo espacioso del local, la gran variedad de cervezas y la ausencia de ruido atronador lo convierten en un lugar recomendable para tomarse una pinta de cerveza negra, por encima de otros pubs demasiado enfocados para guiris. Sin embargo, aunque a manudo se llena de estudiantes de Erasmus, hay que reconocer que el pub irlandés O’Neills (calle del Príncipe, 12) es espectacular, aunque sea por sus enormes dimensiones y la cantidad de rincones y rinconcitos de que dispone.

El pasaje Matheu, que comunica ambas calles y donde se encuentra nuestro hermano Hostal Matheu, tiene un encanto especial, un aire español, con banderines colgados en el aire, sobre todo en primavera. Destaca El Rocío, del que se dice que ofrece los mejores mejillones de Madrid, especialmente en su versión ‘tigre’, es decir, empanados. Recomendable también culebrear por la calle Barcelona, con muy buena oferta de raciones cada vez más sofisticadas y apetitosas para, después de comer, salir a la plaza del Ángel y tomar un café en el carismático Café Central, en pleno corazón de la ciudad.

Foto: David Abián via Wikimedia Commons. Licencia CC 4.0.

Categorías: Sin categoría, tourism

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*