Cerveza, siempre cerveza

Por | 2 febrero, 2015 | 0 comentarios

cerveza en MadridAunque pueda parecer lo contrario, por las estupendas denominaciones de origen que tenemos, España es un país que consume más cerveza que vino. Un hábito cervecero que busca cada vez más la variedad, sometida durante años al ‘duopolio’ de la Mahou o la Cruzcampo. Así, encontramos en Madrid lugares entregados con devoción a la cerveza, como Fábrica Maravillas, que elabora artesanalmente, y en el propio local, una cerveza que sabe a otra época, al tiempo previo a los conservantes y la producción en serie.

Prueben la Malasaña Ale, rubia, suave y maltosa ya que lleva centeno. O la FL(ipa), una rubia con mucho lúpulo que le da un amargor especial. «Altamente adictiva», previenen sus fabricantes. Local moderno, en la calle Valverde 29, de visita obligada para los más refinados bebedores de cerveza.

Como Irreale, en la calle Manuela Malasaña, 20, que cuenta con nada menos que nueve grifos dedicados a cervezas artesanas, muchas de ellas de fábricas locales, otras belgas, italianas, noruegas. Local con sabor clásico, que recuerda a una taberna del siglo XIX, ideal para una sesión de cata personal, a tu ritmo, atentos a las sugerencias que cada día se colocan en la pizarra.

Como sucede en El Pedal, al final de la calle Argumosa de Lavapiés, un local sencillo, con muy buena selección de cervezas nacionales e internacionales, entre las que destaca la reputada Dougall’s cántabra, que sirven de grifo. Organizan catas de vez en cuando, como en Más Que Cervezas, tienda de la calle del León 32.

Y no debe faltar en esta pequeña guía cervecera a una mención al Oldenburg, en la calle Hartzenbusch 12, esquina Cardenal Cisneros, que cuenta con el catálogo probablemente más extenso en cervezas de la ciudad, con más de 200 variedades. Ideal para pedir una TeDeum Triple, por ejemplo, con algunas de sus jugosas salchichas con chucrut.

Si el local está demasiado lleno, algo habitual debido a su reducido tamaño, tenemos enfrente una alternativa nada desdeñable: el Kloster. Dos plantas con una carta rica en cervezas, de la que recomendamos la ligera pero con personalidad Erdinger, en su impresionante copa que recuerda al trofeo de la Copa del Mundo.

Que ustedes lo beban bien y luego vengan a reposar estas fantásticas cervezas a nuestro confortable hotel de tres estrellas junto a la Puerta del Sol. Reserven en nuestra página web donde podrán encontrar siempre el mejor precio garantizado.

Categorías: blog, Gastronomía, Noche Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*