Un viaje en teleférico y mucho más

Por | 24 febrero, 2015 | 0 comentarios

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAEs una de las atracciones más emblemáticas de Madrid, con un claro sabor a película de los años sesenta y esa felicidad como de Marisol. Ideal para un plan familiar en uno de los muchos días luminosos que en Madrid hay en cualquier de las estaciones del año. Por 5,8 euros el billete de ida y vuelta se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas de Madrid, el parque del Oeste, el templo de Debod y la Casa de Campo. Con servicios cada pocos minutos, abre de lunes a domingos de 9 a 14h y de 15 a 18h.

En esta página, puedes beneficiarte de descuentos como el menú cafetería, hamburguesa y hot-dog, para consumir una vez el teleférico te deposita en el restaurante-terraza en la planta alta de la estación Casa de Campo. Vistas ideales y posibilidad de celebrar un evento, un cumpleaños, un fiesta infantil, que será difícil de olvidar.

Se decida comprar o no el billete de vuelta, el paseo por Casa de Campo es una recomendación interesante, con la visita a puntos de interés como el lago, donde se pueden alquilar barcas de remo o, atención, el Parque de Atracciones, cuya entrada se puede comprar también conjuntamente con la del teleférico (33 euros adultos, 26’5 niños).

También nos podemos acercar hasta la ermita de San Antonio de la Florida, que cuenta con una réplica, construida junto a la original, donde se muestran las pintores que el genio Francisco de Goya realizó en su cúpula, y que están consideradas una muestra significativa del paso del arte clásico al arte de vanguardia. Y, si no tenemos que volver al teleférico, podemos concluir nuestra excursión en el centro comercial Príncipe Pío, reponiendo fuerzas en cualquiera de sus restaurante de comida rápida o disfrutando de una película en sus salas de gran formato y mejor acústica.

El Teleférico es también un buen punto final para un recorrido turístico por los jardines y parques del oeste de Madrid desde el Hotel Sterling. Podemos comenzarlo en la Plaza de España, al final de la Gran Vía, y continuar por los Jardines de Sabatini, el Templo de Debod, el Campo del Moro y, finalmente, Madrid Río y la Casa de Campo.

Categorías: Excursiones, Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*