Chema Madoz o la fotografía imposible

Por | 26 mayo, 2015 | 0 comentarios

chema madoz madridEs uno de los fotógrafos vivos, con permiso de García-Alix o Ouka Leele, más prestigiosos de su tiempo, y cada una de sus exposiciones se vive como un acontecimiento. La última se puede ver, con entrada gratuita, en la Sala Alcalá 31, de la Comunidad de Madrid, y lleva por título ‘Chema Madoz 2008-2014. Las reglas de juego‘. Una retrospectiva en la que se podrán ver, hasta el 2 de agosto, más de 120 fotografías, algunas inéditas, en un gran repaso al trabajo más reciente de este autor llamado a ocupar un hueco en la historia de la fotografía por sus composiciones arriesgadas, creativas y, cómo él mismo, reconoce, poéticas.

Pistoletazo de salida de la edición de PhotoEspaña 2015, la muestra dedicada a Madoz (Madrid, 1958) incluye muchas de sus imágenes más turbadoras, que han sido comparadas al trabajo pintores surrealistas como Magritte y que recuerdan, haciendo una transgresión de géneros, a las greguerías de Ramón Gómez de la Serna.

Árboles cuya copa es una nube donde debería haber hojas, una avioneta cuya hélice es una brújula, un pupitre que es a la vez folio, como el propio cajón… Lirismo y asociaciones de objetos en situaciones inusuales, como ya hacía Joan Brossa con su famoso balón con peineta.

Y de Madoz a las cabañas hechas para pensar, en el vecino Círculo de Bellas Artes. Hasta el 31 de mayo se pueden ver ejemplos de estas “arquitecturas íntimas y esenciales” de las que se valieron filósofos como Wittgenstein y Heidegger, escritores y poetas como Dylan Thomas, Virginia Woolf o Knut Hamsun o compositores como Edward Mahler. Todos ellos apostaron, al estilo Henry David Thoreau, por una vuelta a las orígenes, por rodearse de cierto primitivismo para crear fuera de la contaminación de estímulos de lo urbano.

Así ‘Cabañas para pensar’, que así se titula la muestra, investiga de qué modo influye el espacio en que se crea la obra con la obra en sí. De esta manera, va más allá de la propia cabaña y se muestran fotografías de los alrededores de esos hábitats peculiares que contribuyeron a la creación de obras inmortales.

En el Hotel Victoria 4 estamos muy cerca de esta exposición. Te animamos a visitarla cuando te quedes con nosotros esta primavera.

Categorías: Arte y cultura, blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*