Adéntrate en el Madrid de los Austrias

El rey Alfonso VI de Castilla (1083-1086) le arrebató el poblado árabe llamado Majerit (hoy Madrid) a los musulmanes.

En 1561, durante el reinado de Felipe II, se estableció definitivamente la Corte de Madrid.

En el siglo XV, los monarcas de la Casa de Austria construyeron un alcázar gótico en la zona de la alcazaba. El antiguo alcázar se incendió en 1734 y sobre su solar los Borbones alzaron el actual Palacio Real.

Toda esta zona de Madrid fue denominada como Madrid de los Austrias. La nobleza construía sus palacetes alrededor para vivir en la Corte.

En el siglo XVII se construyó la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, ambos puntos neurálgicos de la ciudad.

Plaza de Oriente

José Bonaparte mandó despejar esta zona de casas viejas, abriendo así una gran plaza con vistas al Palacio Real. Decoran la plaza estatuas de los reyes godos y una estatua ecuestre de Felipe IV.

En esta zona se encuentra también el Teatro Real, inaugurado por Isabel II en 1850.

Puerta del Sol

Antiguamente se trataba del acceso oriental de la ciudad, custodiado por una puerta y una fortaleza. Numerosos escritores del Siglo de Oro hacen referencia a las gradas de San Felipe, llamadas el “mentidero de la Villa”, sito en la esquina de la actual calle Mayor. En la actualidad tiene forma de media luna. La Casa de Correos que preside la plaza fue construida por Ventura Rodríguez, por orden de Carlos III en 1760.

Palacio Real

En este lugar se enclavó el antiguo alcázar gótico, incendiado en 1734. Felipe V fue el rey que encargó su construcción. La decoración palaciega refleja el gusto de Carlos III y Carlos IV. El palacio fue habitado por los monarcas hasta el año 1931. El último monarca que residió fue Alfonso XIII.

Catedral de Nuestra Señora de la Almudena

Sus obras comenzaron en 1883. La fachada se integra formando un conjunto arquitectónico con el Palacio Real.

Gran Vía

Hoy en día es una de las principales arterias de Madrid. Fue inaugurada en 1910. Esta calle contiene edificios muy emblemáticos como el Metrópolis, en el nº 7, obra de Eduardo Reynals, principal representante del “estilo español”.

Plaza Mayor

Plaza porticada del siglo XVII, formada por edificios de tres plantas. Durante siglos ha sido lugar de reunión; en ella se organizaban corridas de toros, fiestas o juicios de la Santa Inquisición.

En esta plaza se beatificó al patrón de Madrid, San Isidro, en 1621. En ella fue ejecutado Rodrigo Calderón, secretario de Felipe III. El acto más importante fue el recibimiento de Carlos III desde Italia en 1760.

El arquitecto que la diseñó fue Juan Gómez de Mora. Preside la plaza una estatua ecuestre de Felipe III.

Uno de los atractivos de esta plaza son los restaurantes que se sitúan bajo los soportales.